Empate en el último partido

Trataba de explicarlo Xavi el domingo tras la victoria contra el Alavés. El famoso entorno del que hablaba Cruyff. Ese cuya mitad sopla a favor y la otra en contra, está afectando más de lo normal a la plantilla azulgrana. Lo justifica Xavi en la juventud que predomina en su vestuario. Hay mucho futbolista que no esta acostumbrado a lidiar con la presión y el ambiente crítico que siempre rodea a un equipo de la exigencia del Barcelona.

Con este panorama, el descanso de selecciones se presenta como una ocasión perfecta para que los jugadores traten de desconectar de la dinámica del fútbol doméstico. La mayor parte de la plantilla está citada por sus respectivas selecciones. Y los que no, dispondrán de tiempo para descansar y también para trabajar sin la exigencia de tener que jugar cada tres días.

Este tiempo servirá, además, para que el equipo termine de recuperar efectivos. Por ejemplo, para que Pedri termine de estar en plenas condiciones competitivas. El canario ya pudo ser titular en el partido contra los vitorianos, pero se le vio agotado en la recta final. «Noté algo de cansancio», admitió el tinerfeño.

nerea

por nerea